21 enero 2010

Impunidad para Berlusconi



El Senado aprueba la reforma legal que protege a Berlusconi

Por Sandra Buxaderas

La amnistía a miles de imputados en Italia está a un paso de hacerse realidad, después de que el Senado aprobara ayer la norma impulsada por Silvio Berlusconi para librarse de sus juicios pendientes. Ahora sólo falta el aval de la Cámara de Diputados.

Esta norma prevé que un juicio se archive automáticamente si la sentencia tarda más de un cierto tiempo en llegar en general, tres años, pero no prevé recursos extra a los tribunales para que puedan acelerar sus tiempos. En el caso de los juicios que ya han empezado, como aquellos contra Berlusconi por corrupción y fraude fiscal los casos Mills y Mediaset, el plazo es de sólo dos años. En la práctica, estos juicios quedarán archivados desde el momento en que se apruebe la ley, pero otros miles de casos también irán a la papelera. Por ejemplo, el caso Parmalat, que abrió los ojos a la comunidad internacional sobre las prácticas fraudulentas de grandes empresas, o el Antonveneta-BNL por los obstáculos italianos a la compra de estos bancos por parte de entidades extranjeras, como el español BBVA.

"Han hecho lo peor que se podía hacer: destruir miles de procesos judiciales, dejar sin justicia a miles de víctimas para salvar a una sola persona", se lamentó ayer el líder del principal partido de la oposición, Pier Luigi Bersani. El ex juez Antonio di Pietro, líder de la Italia de los Valores, sentenciaba que se trata de "la muerte de la Justicia en Italia".

Incluso un senador del partido de Berlusconi, Enrico Musso, se atrevió a protestar públicamente, algo inédito: "Estamos cometiendo un error grave, el de no admitir públicamente que una cosa es la duración razonable de un proceso y otra, lo que se ha convertido en una especie de objetivo escondido, la tutela del primer ministro".


"Así se destruye la Justicia"

Los magistrados italianos también reaccionaron indignados: "Así se destruye la Justicia en Italia", denunció ayer el Comité Intermagistratura, que representa a los jueces. "No podemos asistir en silencio a reformas que sacrifican la protección de las víctimas de los delitos, dejan en nada el esfuerzo de las fuerzas del orden, comportan una vistosa violación del principio de igualdad ante la ley y destruyen el funcionamiento de la justicia civil, penal, administrativa y contable en Italia", añadieron.


Fuente Público.es

El énfasis es mío


Más:

Las estrechas relaciones entre la Mafia y el partido Forza Italia de Silvio Berlusconi